dimarts, 10 de desembre de 2019

Práctica de comentario

ROMANCE DEL PRISIONERO
Que por mayo era, por mayo,   cuando hace la calor,
cuando los trigos encañan   y están los campos en flor,
cuando canta la calandria   y responde el ruiseñor,
cuando los enamorados   van a servir al amor;
sino yo, triste, cuitado,   que vivo en esta prisión;
que ni sé cuándo es de día   ni cuándo las noches son,
sino por una avecilla   que me cantaba el albor.
Matómela un ballestero;   déle Dios mal galardón.



Comentario de Menéndez Pidal: "Entre las avecicas que promueven la melancolía de un prisionero (recordemos "The Prisoner of Chillon," de Lord Byron; "Lamento della prigioniera" en el Marco Visconti, de Tomaso Grossi, etc.), la del romance español es la que trina con más intensa dulzura y con absoluta ausencia de elementos patéticos (212).

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada